sábado, diciembre 31, 2005

Asesino de fin de año


Son las 11:55 de la noche de un 31 de diciembre. La luz de la luna se cuela a sus anchas por la ventana de una pieza alquilada específicamente para tener la vista hacia el departamento del frente. En la pieza solo hay dos sillas de plástico, una mesa improvisada con una caja de frutas, una botella de güisqui barato a la mitad y la figura de un hombre con una ética distinta que intenta hacer su trabajo de la mejor manera posible.

11:56. Un arma para estrenar, una escopeta recién escogida para un trabajo especial. Un hombre con rasgos bruscos y siempre con sus ojos escondidos detrás de unas gafas para el sol, limpia el artefacto asesino con cuidado y empeño. Hace su trabajo con pasión, así como el que ama lo que hace. No se detiene a pensar en nada, sólo sigue los mismos pasos que ha seguido por años, con tranquilidad.

11: 57. En el departamento de en frente una niña de unos ocho años ayuda a su mamá con los preparativos de la cena: un pavo, algunos pasabolas típicos de la región y un mantel hecho a la medida para esa mesa de tres que despedirá el año con una oración de gracias y una cena en Familia.

11:58. El timbre suena, la puerta se abre y la voz de la pequeña grita con la alegría de ver a esa persona luego de varios meses de ausencia

- ¡Papá, papá! – corre y salta hacia él – ya era hora de que llegaras – replica con un gesto de rabia y ternura combinadas.

El hombre la alza y la abraza cerrando los ojos y sintiendo ese pequeño cuerpecito que le recuerda lo que vale el sacrificio de esos cuantos meses de ausencia. La mujer hace lo propio: lo besa y lo abraza mirándolo con un poco de recriminación pero sin dejar poder esconder la felicidad que le daba verlo de nuevo.

11:59. El cuarto empezó a tornarse frío y la gruesa gabardina de dril por primera vez pareció débil. Una escena como la que este sombrío personaje estaba viendo en frente, normalmente no lo conmovería pero, algo extraño pasaba en el ambiente, de pronto sus ojos ya no estaban tan concentrados, sus manos no estaban tan firmes y el rifle nuevo se sentía extraño. El hombre al que debía matar, pasaba esos meses de ausencia haciendo negocios sucios, extorsionando mujeres aprovechando sus atributos físicos, estafando a grandes comerciantes y, este fin de año, se metió con la persona equivocada: un político corrupto con un pasado oscuro y violento, el jefe de este asesino a sueldo que hacía justicia social por fuera de la ley.

12:00. Por primera vez, en contra de su voluntad, el ajusticiador a sueldo, disparó esa arma. La bala salió al mismo tiempo que una lágrima que dolía bastante, pues pareciera que el frío de la misma, bajando por la mejilla, rompiera contra el calor de la emocionalidad necesaria para disparar contra un hombre directamente al corazón.

Los gritos de la niña y la mujer hicieron eco y poco tiempo pasó para que las sirenas las acompañaran. Para entonces, el tosco hombre caminaba sobre una acera mirando para abajo inundado en llanto silencioso.

A veces, cuando una etapa se acaba, sentimos la necesidad de matar muchas cosas malas y desagradables del pasado y de empezar con otras nuevas, de cambiar algunas actitudes y de otorgar nuevos tonos a aquello que hacemos todos los días.

QUERIDOS LECTORES. UN FELIZ AÑO DE PARTE DEL PINTOR DE PALRBRAS. Que maten todas esas cosas feas y que le otorguen nuevos tonos a eso que hacen todos los días.



21 comentarios:

noemi dijo...

Besitos!

Diario de Vida dijo...

Anoche..bebiendo algo...traté de matar lo feo del 2005, dando vuelta la página al 2006...
Aunque no puedo quejarme...disfruté mucho y de muchas cosas positivas y buenas...
Aprovecho este espacio para darte las gracias por tu amistad...(una de las cosas buenas del 2005).
Un abrazo fuerte para ti y todos los tuyos..feliz 2006 querido amigo...mucha suerte...

Pili dijo...

Uy, gracias a Dios que leí ésto con mi cerebro en buen estado.. fue cruel y tormentoso..

Se te aprecia.
Feliz 2006.

Pala Labra dijo...

Que buen cuento, cruel pero con un mensaje positivo. Espero que sea un buen año para tí. Sigue con tus escritos tan interesantes.

la_realidad.com dijo...

Yo traté de matar de buena forma, todo lo feo y lo malo de éste año pasado,, y creo ke me fue bien!al menos eso creo...

almena dijo...

que sea para ti un año feliz, Pintor.

Besos!

Addiction Kerberos dijo...

Por qué me parece pedante tu blog? Por la narrativa, los dibujos, la manera cliché en que se desenvuelven los personajes.

Por qué se me hace insoportable? Por esa necesidad tan pasada de moda de dejar moraleja y enseñanza en tus textos.

Me parece chévere igual que recibas críticas y no seas como la mayoría de bloggers que a la menor crítica se sueltan en autoindulgencias e insultos. Eso es sublimación absoluta del ego y su patología más insoportable se encuentra en la figura del neurótico 'Juglar del Zipa es Miguel Olaya'.

Un saludo.
Herr Luis.

Addiction Kerberos dijo...

Por qué me parece pedante tu blog? Por la narrativa, los dibujos, la manera cliché en que se desenvuelven los personajes.

Por qué se me hace insoportable? Por esa necesidad tan pasada de moda de dejar moraleja y enseñanza en tus textos.

Me parece chévere igual que recibas críticas y no seas como la mayoría de bloggers que a la menor crítica se sueltan en autoindulgencias e insultos. Eso es sublimación absoluta del ego y su patología más insoportable se encuentra en la figura del neurótico 'Juglar del Zipa es Miguel Olaya'.

Un saludo.
Herr Luis.

Egosum dijo...

Lo mejor para tí en esta nueva andadura que comienza. S.

David Morán dijo...

Me da gusto volver a leer algo nuevo en este blog. Espero que este nuevo año sea de mucho porvecho para tí.

De la historia, es triste, efectivamente, parece el matón cumplió con su trabajo, pero otras personas fueron las que resultaron castigadas.

Y es que así es la vida... a veces.

Saludos

Coffee Maker dijo...

Es cierto... pero no siempre se es tan certero o tan fuerte para lograrlo. Qué bueno verte de nuevo por aquí escribiendo. :) Saludos señor pintor. No se pierda tanto.

C@rpe Diem dijo...

Gracias por tus buenos deseos, a los que me uno. Me gusta tu blog, mucho.

Te mando un saludo
Feliz año!

mahaya dijo...

Bueno, pues a mi me gustado.

Gracias

Loquera dijo...

Gracias por la visita a mi espacio. Saludos desde el diván.

Brisa dijo...

Me alegra que hayas regresado para seguir pintando palabras...A veces hasta a las cosas malas hay que saber darles las gracias, integrar lo que desearon aportarnos, e invitar al resto a que se marché, si no lo hace expulsarlos de nuestra vida para siempre. Espero que tu 2006, venga lleno de hermosos momentos que desees guardar siempre en tu corazón.
Feliz año 2006¡¡

César Andrés Ramírez G. dijo...

Que fecha tan inoportuna a escogido este hombre para llevar a cabo tan macabor plan!!

Chrono Breaker dijo...

Yo voy a muchas cosas malas de mi : mi ego,mi caracter duro,mi racismos hacia los greengos y sobre todo ya ponerme mas saludable! saludos jose.

Filipogs dijo...

Un final apropiado para tremenda trama. Excelente!!!

Dinorider d'Andoandor dijo...

taanto tiempo si escaparme por acá y veo que tus pinceladas se han ido recontramultiplicando... bien....
y tienes razón sobre el pasado

Alondra de Dupont dijo...

Yo estoy matando, me esta doliendo pero estoy matando... soy una asesina pero de tristezas, rencores y resentimientos...

mattie dijo...

yeah,hay que aprender a matar lo que duele,lo que lastima,lo que no deja crecer...
saludos